miércoles, 20 de julio de 2016

SAINT-JEAN-PIED-DE-PORT, EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Saint-Jean-Pied-de-Port (Donibane Garazi), es una de las poblaciones con más encanto del País Vasco francés.

Última etapa del Camino de Santiago antes de los Pirineos, es un lugar de parada obligatoria para los que realizan el Camino. 

La Puerta de España nos conduce por una empedrada calle hasta la iglesia de Notre Dame du Bout du Pont.







Muy turística, su calle principal está repleta de alojamiento para peregrinos y comercio.






Casas de baja altura, en las que predomina el blanco y rojo, zapatos colgados encima de una puerta, habitaciones en alquiler... Todo ello nos recuerda continuamente que nos hayamos en un punto estratégico del Camino de Santiago.




En su calle principal se encuentra la Prisión de los Obispos. En su planta principal alberga una exposición sobre la ruta jacobea. 




En la planta superior, una exposición temporal de fotografía. Mientras que la planta subterránea, esconde una vieja cárcel, que funcionó hasta finales del siglo XIX.




En lo alto se encuentra la Ciudadela (Citadelle), diseñada por el ingeniero militar Vauban en el siglo XVII.





Construída en el lugar donde se encontraba el antiguo castillo de los reyes de Navarra, que fue arrasado por los españoles. En 1920 perdió su carácter militar. Hoy en día abriga el colegio público.




El mirador nos permite disfrutar de unas preciosas vistas.



Para los que prefieran no subir la cuesta andando, hay opción de coger el tren turístico.


Retomamos el camino de vuelta, pero lo hacemos por la ronda ("Chemin de ronde / Erronda bidexka"), situado junto a la Puerta de Saint-Jacques, una de las puertas de salida.



Y poco a poco vamos rodeando la muralla retomando el camino de vuelta, y volver a disfrutar de unas vistas muy chulas a "La Nive", el río que atraviesa este pueblo con tanto encanto ¡Imprescindible!