domingo, 12 de agosto de 2012

TORRE PALACIAL DE OLCOZ

Hay días que me siento una verdadera afortunada ¡y hoy es uno de esos días!

Hace meses que estaba deseando visitar la torre de Olcoz (Navarra) y el instinto me ha hecho pasar por allí... cerrada. ¡Mi gozo en un pozo!... pero no por mucho tiempo, ya que cuando nos íbamos a ir, esas casualidades de la vida en las que tanto creo, ha hecho que el alcalde de este pequeñito pueblo de 40 habitantes apareciera para enseñar el interior de la torre a unos visitantes ¡No he podido resistirlo y adentro que me he metido!

Me ha encantado, recién restaurada aunque falta por decorar el interior, no será hasta el próximo 29 de septiembre de 2012, día de San Miguel, cuando esté prevista la inauguración oficial de la torre y sea abierta al público.

Torre perteneciente a los siglos XIV y XV, construída por la familia Ozta. Durante la guerra de la Independencia fue incendiada por el general Espoz y Mina. La buena fortuna quiso que a pesar de quedarse sin techo, sus cuatro paredes permanecieron intactas, evitando así que sus piedras fueran saqueadas por la gente de alrededor para la construcción de sus casas, facilitando la reconstrucción.

Su interior de madera y baldosa que asemeja a la madera. Una de las plantas está prevista como sala audiovisual, otra como salón de plenos, otra diáfana con menor altura que el resto. Esta última se cree que estaba destinada a la servidumbre, aunque tampoco se sabe a ciencia cierta si esta torre palacial fue habitada. 

Se puede ascender hasta el último piso por escaleras o en ascensor. 

Las vistas desde lo alto son magníficas.

A pocos metros se encuentra el antiguo lavadero (s. XIII) que antiguamente abastecía a Olcoz de agua, hasta que comenzó a hacerlo Pamplona. Fue restaurado en el 2011 y al anochecer se puede ver iluminado. 

Y para acabar la visita con un momento de risas, a la entrada del pueblo hay un parque infantil con una tirolina.

Por la zona aconsejable la visita a los molinos de viento, el cerco de Artajona, el yacimiento arqueológico de las Eretas (Berbinzana), la monumental Estella/Lizarra, el hórreo de Iracheta...