lunes, 7 de abril de 2014

NACIMIENTO DEL RÍO UREDERRA

Dificultad: media (3 horas y media /ida y vuelta - con niños)
              A partir de 4 años                 Localidad: Baquedano (Navarra)
Aconsejable llevar una chaqueta, aunque haga calor, por ser un lugar muy sombrío y húmedo 

IMPORTANTE! A partir de Semana Santa 2014, es necesario reservar para acceder al Nacimiento. Se podrá hacer en este enlace (60%) o reservar allí directamente (40%). Aforo limitado a 450 personas.


En cuanto pare un poco de llover, va a ser un buen momento para acercarse a ver uno de los lugares más impactantes de Navarra: el Nacimiento del Río Urederra.

Un lugar mágico, encantador, donde cada esquina te deja boquiabierto ¡Una joya!

Nos dirimos a Baquedano. Dejamos el coche en el parking habilitado a la entrada del pueblo, y poco a poco vamos atravesando la localidad en busca del comienzo de la ruta. No tiene pérdida, hay señalizaciones y además no es raro encontrarse a más turistas. Es un lugar muy visitado.

Por el camino nos encontramos unas mesas donde poder comer.

Y por fín llegamos al principio del recorrido. En el primer cruce, os aconsejo coger la pista de la izquierda, que es la que va junto al río, mucho más espectacular.


La pista de la derecha va por el bosque, y es más monótono.


Enseguida oímos el sonido del agua correteando... agua que poco a poco cambia del transparente al color azul turquesa más intenso.




pequeñas cascadas...

pequeños lagos... ¡una maravilla! Naturaleza en estado puro.

Puentes de madera, en unos sitios, en otros toca escalar pequeñas piedras resbaladizas.

Y bosque, mucho bosque


Un estrecho puente nos va avisando de la recta final

Y por fín... la cascada. Fin del trayecto. Hora de almorzar.


Ahora toca volver. Si os apetece, podéis coger el camino de arriba, el que iba por el bosque, aunque sinceramente, a mí me gusta mucho más el otro.

Y después de esta visita, muy recomendable la visita al Balcón de Pilatos o Mirador de Ubaba. Pero esto será el siguiente post.